Ojo por ojo I {Blogs colaboradores}

domingo, 12 de julio de 2015




He  estado desaparecida por un tiempo, lo se, efectos secundarios de entrar a la universidad (?) pero ahora que estoy en paro indefinido, intentare retomar un poco xD 
Y bueno, esta historia es para la segunda ronda de la iniciativa Blogs Colaboradores (detalles de la iniciativa aqui
Los requisitos para esta ronda eran que la historia tenia que suceder en algun momento del pasado y que tenia que haber algun personaje ciego; tarde un buen tiempo en encontrar una idea que me convencier, pero finalmente salio esto: 




Su vida nunca había sido aburrida.
Siempre había algo nuevo que hacer, algo que aprender, alguien con quien jugar, una nueva estrategia para jugar ajedrez, una nueva receta que aprender de su madre… desde que tenía memoria, no recordaba haber estado aburrida por más de una hora seguida… hasta ese momento.
Cerró el libro y lo tiro al otro lado de la habitación con disgusto. No entendía como la gente podía entretenerse con esas cosas, solo un montón de palabras formando historias que nunca serian reales.
—¿Vanessa? —su madre toco la puerta con gentileza, pero no la abrió—. me voy a la iglesia ¿De acuerdo?
—Aquí esperaré —contesto ella resignada.
Y escucho los pasos de su madre alejándose por el pasillo.
Normalmente, acompañaba a su madre a la iglesia todos los domingos, no era su actividad favorita, pero tampoco le resultaba especialmente desagradable. Al menos allí podía socializar.
Encerrada en su habitación, las opciones se reducían a leer o mirar por la ventana. Se levantó, poniendo cuidado de no apoyar mucho peso en su pierna herida, y cojeando llego a sentarse en la silla junto a la ventana.
A través del vidrio, pudo ver la casa justo frente a la suya, y más allá el bosque, y el cielo… ese día tenía un hermoso color celeste, salpicado por nubes perfectamente blancas distribuidas en el de forma artística; estaban a pocas semanas del invierno, pero aun así un sol perfectamente visible brillaba en el cielo, como burlándose de ella y su incapacidad de salir a disfrutar del clima. Sin duda su padre sabía como castigarla.
No sabría decir cuánto tiempo paso en esa silla, con la mejilla apoyada contra el vidrio, anhelando salir, pero eventualmente la puerta se abrió con un quejido. Ella ni siquiera se molestó en girar la cabeza para ver quién era.
—Tienes que mantener la pierna en alto —la reprendió su padre.
Vanessa se mantuvo quieta, como si estuviera sorda.
Escucho un suspiro pesado y pasos en su dirección, pero siguió con la mirada fija en el bosque otoñal. Tan cerca y a la vez tan lejos.
Sin preguntarle su opinión, su padre la levanto y la deposito suavemente en la cama, acomodando cuidadosamente su pierna herida sobre los cojines.
Luego procedió a revisar el progreso de la herida y cambiarle las vendas. Normalmente, una familia con un estatus social y una cantidad de dinero similar, hubiera contratado a un médico profesional para atenderla; tal vez incluso una enfermera que pudiera estar vigilándola constantemente, pero el padre de Vanessa tenia algunos conocimientos médicos… y sabia que si dejaba a alguien mas entrar en su habitacion, probablemente ella terminaria engañandolo para que la dejara salir.
Después de todo, la tenía castigada.
—Está cerrando bien —informo, una vez terminada la revisión— en pocos días debería estar como nueva.
—¿Entonces poder salir? —pregunto Vanessa, esperanzada.
Su padre soltó una risa seca y forzada.
—Siempre nos ponemos en la peor situación —le recordó—. ¿Y cual habría sido la peor situación? —pregunto de forma condescendiente, como si le estuviera hablando a una niña tonta.
Su tono le molesto. Ella sabía que no la consideraba tonta en absoluto, y por eso le daba más rabia que se comportara de esa forma, solo por una tonta herida.
—¿Una herida igual en mi estómago? —probo, intentando ocultar sus emociones para evitar el castigo, aunque en el fondo sabía que no iba a conseguir nada.
Él negó con la cabeza.
—Podrías haber terminado muerta —afirmo. Ella no estaba tan segura de eso, pero sabía que no le convenía discutir. Él se agacho para besarla en la frente—. Asique ahora estarás muerta por un tiempo.
Y sin más salió de la habitación, cerrando con llave tras de sí.

*** 
Para el mundo exterior, el no era mas que un coleccionista de antiguedades con costumbres un tanto excentricas, que viajaba de un lado a otro comprando y vendiendo objectos de lo mas diversos. No tenia un hogar fijo, y cada pocas semanas subia a un tren que podia llevarlo al siguiente pueblo o hasta el otro extremo del pais, ya que no parecia haber un orden especifico en sus traslados.
Era una buena cubierta, pero la verdad era bien diferente.
Ese domingo, al igual que todos los otros, se dirigio a la estacion de trenes y se paro a un lado de la fila para comprar los boletos. No esperaba que pasara nada, pues habia tenido un trabajo pocos dias atras, pero era parte de su trabajo y tenia que hacerlo.
Para su sorpresa, cuando ya casi era medio dia y él estaba a punto de irse, alguien dejo caer un sobre blanco justo a su lado.
Sin mirar su contenido, Mateo lo recogio y se dirigio hacia la posada donde se estaba hospedando.
Una vez dentro de su habitacion, a salvo de miradas indiscretas, procedio a abrir el sobre.
Estaba en clave, al igual que los anteriores, pero para el no fue dificil descifrarlo y enteder el nombre que se ocultaba entre aquellas letras y numeros aparentemetne sin sentido: Vanessa Cruz.
Una mujer.
No podia creer que su siguiente trabajo fuese una persona, en los ultimos meses todos sus trabajos tenian que ver con joyas y dinero; y la organizacion tenia secuestradores y asesinos, asique no entendia por que lo mandaban a el, de entre todas las personas.
Dio vuelta la carta para revelar el resto del mensaje y descubrio que esta vez no tendria que viajar, ya que la mujer se encontraba en el pueblo en el que habia pasado las ultimas semanas.
Suponia que aquello tenia mas sentido, seguramente se trataba de un trabajo urgente y, como se trataba de un pueblo remoto, el era el unico capaz de completarlo a tiempo.

1 comentario :

  1. ¡Hola guapa!
    Es una idea de lo más original ^^
    Lo único malo es que he echado en falta algunas tildes, pero me ha gustado mucho :)
    Voy a seguir ^^
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

Gracias por leer!
ahora, me encantaria saber tu opinion, anda, solo te toma un segundo, y me haces increiblemente feliz ;)