Ojo por ojo IV {blogs colaboradores}

jueves, 30 de julio de 2015

Era la primera vez que era invitado a un evento tan importante y estaba nervioso.
Después del encargo de la chica que había escapado, había recibido una carta de parte de su jefe. A diferencia de las otras, no estaba en código; ya que no tenía nada que ocultar. Era una simple invitación a una reunión formal.
Su jefe las realizaba cada cierto tiempo, cada vez en un lugar diferente, e invitaba a sus trabajadores más importantes y a algunos talentos en potencia a los que quería reclutar.
Era la primera vez que Mateo recibía una invitación.
Golpeo la puerta con fuerza y aguardo.
Una joven enfundada en un elegante vestido azul le abrió la puerta, estaba mucho más arreglada que la última vez que la había visto, por lo que tardo un momento en reconocerla. Era Vanessa.
La joven sonrió de lado al verlo y se apartó a un lado para dejarlo pasar.
—Bienvenido, espero que se divierta —le comento, con una pisca de burla—. Por favor, acompáñeme.
Sin saber que pensar, Mateo siguió a la joven que había intentado secuestrar unos días atrás hasta el salón principal de la casa.
—Papá —dijo ella, haciendo que la sangre en sus venas se helara— llego otro invitado.
El hombre al que el reconoció inmediatamente como su jefe se acercó a saludarlo.

Había tenido que rogar para que su padre la dejara asistir a la reunión, pero finalmente había logrado convencerlo con el argumento de que sus empleados necesitaban saber que era ella quien comenzaría a encargarse de los trabajos importantes.
Lógicamente, todos creían que el heredero de la empresa seria su hermano mayor, el primogénito, pero el había nacido ciego y hacía mucho tiempo ya que se había mudado a la ciudad para asistir a un conservatorio de música. Ni siquiera sabía de los negocios de su padre.
En realidad, a ella no le importaba que la gente creyera que era su hermano, pero quería ver la cara de aquel ladrón de pacotilla cuando se enterara de su identidad.
Y definitivamente había valido la pena.
El hombre estaba pálido, y le lanzaba miradas temerosas de vez en cuando, como si temiera que fuera a desaparecer en cualquier momento. Vanessa pudo observar que cojeaba de la pierna en la que lo había acuchillado. Esperaba que la herida tardara en sanar; después de todo, él le había disparado en la pierna.

2 comentarios :

  1. ¡Hola guapa!
    El final me hubiese gustado que hubiera sido más largo para explicar mejor la relación del secuestrador con el presunto jefe y explicar esos por qués que sin duda aparecen después de leer la historia :)
    La idea ha sido buena ^^
    Gracias por participar ^^
    ¡Un besazooo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leer :)
      No sabia que mas explicar, porque la verdad tampoco profundice mucho en la historia, solo la idea principal xD
      :*

      Eliminar

Gracias por leer!
ahora, me encantaria saber tu opinion, anda, solo te toma un segundo, y me haces increiblemente feliz ;)